El yoga, una práctica milenaria terapéutica

Esta forma de ejercicio no convencional, es una técnica milenaria que posee tres componentes esenciales: estiramiento, control de la respiración y meditación.

YOGA, “Yuj” en Sánscrito, significa unión, que hace relación a la fusión armónica e integrada del cuerpo, la mente y el espíritu. Aportando al control del estrés, la ansiedad y abriendo las posibilidades al autodesarrollo.

Aceptar y comprender que nuestros estados emocionales pueden determinarse por las posturas de nuestro cuerpo puede ser complejo. Tres estudios de universidades del Reino Unido, Polonia y Portugal, han identificado numerosos beneficios que aporta el yoga a la salud.

Las posturas del yoga están diseñadas para llenarnos de vida, desintoxicarnos y, cuando se hace con plena conciencia, se vuelve una meditación en movimiento. Fortalecemos el cuerpo, pues un cuerpo fuerte es el impulso para el crecimiento espiritual. Al momento de la práctica, suceden cosas maravillosas como la activación de órganos, estiramientos de la columna vertebral y una mejor irrigación.

Además, tiene efectos directos sobre la respiración, que ayuda a controlar lo que sucede en nuestra mente. Buscando un equilibrio y control sobre los pensamientos, es mucho más sencillo eliminar miedos, frustraciones y ansiedad, permitiendo aceptar y disfrutar el aquí y el ahora.

La práctica

La filosofía yogi, reconoce lo único de cada persona, según su cuerpo, carácter y su momento de vida. Diferente a lo que ocurre en otros deportes, en yoga, no se debe llevar el cuerpo al límite, si no, que debemos sentirnos confortables, pues es el facilitador para todos los procesos de alineación. Esa zona de confort es diferente para cada persona.

Nuestro programa Vibra – Cuerpo y Mente en equilibrio, es una propuesta de actividad física que comprende diferentes prácticas enfocadas en tener cada día una vida más equilibrada.

Conoce más de este programa y disfruta de un espacio de relajación y tranquilidad.

Conoce más de Yoga aquí.